¿Robots, Uber y big data?

Predecir el futuro no tiene por qué ser una puñalada en la oscuridad. Hay un montón de pasos prácticos que se pueden considerar para prepararse para los retos del futuro.

 

Si todas las empresas tuvieran a un Bill Gates, predecir las tendencias futuras ya no sería un reto. En 1987, mirando hacia adelante 20 años, Gates le dijo a los periodistas: "El sueño de tener una base de datos mundial a su alcance se habrá convertido en una realidad. También, vamos a tener el reconocimiento de voz".

Hoy en día, dos palabras vienen a la mente: Wikipedia y Siri.

La pregunta entonces es: ¿puede ser posible para las empresas del mercado medio, predecir y planificar el futuro? CIPD, el cuerpo profesional de recursos humanos y desarrollo de talento, con más de 140 mil miembros en todo el mundo, invierte una cantidad significativa de tiempo tratando de identificar las tendencias futuras y cómo éstas van a afectar a los lugares de trabajo.
Su principal consultor de proyectos estratégicos, Ruth Stuart, dice que hay mucho que los líderes de negocios pueden hacer para mantenerse por delante del juego.

Ella explica: "Es muy útil tener una comprensión de los grandes conductores, de los contextos del cambio, entonces hay que llevar eso en tu organización y saber qué está sucediendo en el mundo más amplio del trabajo, y por supuesto saber qué significa eso para nosotros".

Un buen punto de partida es tener una comprensión clara de la visión, la estrategia, las fortalezas y las debilidades de la organización, dice Dean van Leeuwen, futurista, orador principal y co-fundador de Tomorrow Today Global, una empresa de consultoría internacional que ayuda a las empresas a planificar eficazmente para el futuro.

El caso entonces es "unir los puntos" entre tu posición actual y los escenarios futuros probables. Es un ejercicio que a menudo pueden revelar las brechas entre donde estás ahora y dónde quieres estar.

Implicar a todos
Hay un valor real en conseguir que toda la organización participe en la planificación del futuro, ya que la fuerza laboral actual está muy en sintonía con algunos de los grandes cambios, sobre todo los relacionados con la tecnología.

En el sector laboral, por ejemplo, existen algunas predicciones futuristas y varias tendencias en el horizonte. Para entenderlas, Stuart propone la creación de varios grupos de trabajo a través de una empresa que mirar las predicciones individuales, con un peso de hasta sus respectivos beneficios y riesgos.

Olas de cambio globales se veN en cinco áreas posibles: la tecnología, las instituciones, la demografía, el medio ambiente y la ética y los valores sociales. Van Leeuwen sugiere discusiones trimestrales sobre los últimos avances en cada una de estas cinco áreas. Es, dice, algo que tiene que estar pensando en forma permanente.

Las empresas tienen que ser pragmáticas y centrarse en lo que es realmente relevante para ellos. A nivel práctico, Stuart aconseja considerar cómo las tendencias relevantes les afectará en el corto, mediano y largo plazo, e identificar las acciones necesarias para sacar provecho de las tendencias, sino también para mitigar sus riesgos.

Un riesgo obvio es la cultura corporativa del corto plazo. Van Leeuwen señala: "Muchas organizaciones no recompensan el pensamiento a largo plazo. ¿Por qué hacerlo? Animar a la gente a que piense en futuro, tendrá que ser considerado si queremos que las organizaciones se ajusten a los cambios".

Los conocimientos adecuados
El reto para la mayoría de los líderes empresariales es guardar un equilibrio adecuado entre el tiempo dedicado a operar hoy y la planificación para el futuro.

Stuart y Van Leeuwen dicen que los líderes que son eficaces en la planificación para el futuro tienen una curiosidad natural por contextos más amplios. Son visionarios. Como resultado, ellos son buenos en hacer preguntas significativas e inteligentes que ayuden a cambiar las perspectivas de las personas.

Finalmente, la planificación para el futuro no tiene por qué ser tan abrumadora como podría parecer a primera vista. Tener un conocimiento general de las predicciones macro y centrarnos en las tendencias más relevantes para tu negocio, es un buen comienzo. Para eso, las empresas también tienen que poner en práctica procesos estructurados para sacar provecho de las tendencias pertinentes y mitigar sus riesgos, si quieren estar en buena posición para afrontar el futuro con confianza.

 

1 Comentario

fast dijo el Sep 29, 2016
Super http://fastvr4.com/ , for sale - Pregnancy Addiction (/index.

Escribe un comentario *campos obligatorios